martes, 26 de septiembre de 2017

Toda generalización es una mentira (lo dijo un kiko)





«Cincuenta años sin parar un instante, de viajes, de escrutinios, de visitas a tantas comunidades en Madrid, Zamora, Barcelona, París, Roma, Florencia, Ivrea... Escuchando y escuchando a cada hermano sobre su vida, sus sufrimientos y su historia, iluminándola a la luz de la fe, de la cruz gloriosa de Nuestro Señor Jesús. Pienso que tenéis derecho a conocer el corazón de Carmen, su inmenso amor a Jesucristo. Decía constantemente: "Jesús mío, te amo, te amo. Ven, ven, ayúdarne"» (Kiko Argüello).

He querido dejar la nota tal cual se puede encontrar en internet, con su falta tipográfica incluida, sin tocar nada en la misma, con toda su carga de generalización, zafiedad y falsedad.

Porque decía un kikote de esos que no se despegan del blog ni con agua caliente que toda generalización es una mentira. Y añado yo que será por eso que Kiko es tan amigo de generalizar: todos se divorcian, todos fornican, todos se suicidan una y otra vez, todos los obispos están llenos de demonios, todos les persiguen…

Así generaliza que te generaliza y de generalización en generalización porque le toca, se llega con facilidad a discursos tan papanatas como el que abre esta entrada, con sus cincuenta años, que son más de los que tiene el Camino, “sin parar un instante” pero sin renunciar a la siesta y sin dar un palo al agua, viajando gratis, comiendo gratis, entrometiéndose en la vida de todo el que se pusiera por delante con la pretensión de tener el poder (oscuro) de cambiar la vida (a peor) de todo aquel que se les someta sin rechistar…

De eso presumen. Por eso no es sorprendente que entre los frutos del CNC esté la idolatría.

Y como  muestra un botón cualquiera que encontré con la vasta internet.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Nueva "metida de pata" neocatecumenal





La noticia procede de una fuente italiana y cuenta algo que sucede todos los años, desde hace décadas en numerosos lugares, aunque el escrito se refiere únicamente a la región italiana de Abruzzo - Molise. La noticia está precisamente en que los afectados ya no se callan, sino que transmiten al obispo su incomodidad y en que los obispos contestan, dándoles la razón a quienes se quejan.

La traducción viene a ser la siguiente:
 
Varios párrocos han informado a distintos obispos acerca de las molestias provocadas en estos días por algunas personas, que presentándose de dos en dos, a veces incluso como seminaristas o presbíteros, recorren sus parroquias asegurando que les han enviado a evangelizar como lo hacían los primeros discípulos del Señor. Tras los envíos están los responsables del Camino Neocatecumenal. Se habla de un centenar de enviados.

Alguno ha ido antes al obispo local y ha sido autorizado, pero la mayoría simplemente han obviado este aspecto crucial de toda misión eclesial, suscitando confusión en las parroquias.

Sobre la cuestión interviene monseñor Bruno Forte, presidente de la CEAM - Conferencia Episcopal de Abruzzo-Molise: 


"Como obispos pedimos que toda iniciativa misionera propuesta por asociaciones y movimientos eclesiales se realice siempre y únicamente previa autorización y mandato explícito del obispo local, quien informará a sus sacerdotes, para evitar el riesgo de correr o haber corrido en vano en el servicio del Evangelio, porque no evangeliza el individuo en cuanto tal, sino la Iglesia como una comunidad unida bajo la guía de los pastores y en plena comunión con ellos."


+ Bruno Forte

Arzobispo Metropolitano de Chieti – Vasto
Presidente de la CEAM
En nombre propio y de los obispos de la CEAM
Chieti, a 7 de Septiembre de 2017
 

viernes, 22 de septiembre de 2017

Falacia neocatecumenal de la "iglesia de las cuatro viejas"




Uno de los cuentos apocalípticos que más gusta repetir a los miembros del Camino Neocatecumenal es el de las iglesias vacías, abandonadas, desangeladas y cochambrosas a las que sólo acuden “cuatro viejas” (“amorosa” muestra de irrespeto kikil hacia las señoras mayores) que no tienen nada mejor que hacer y cuya fe, como la de los sacerdotes que custodian esas iglesias vetustas y vacías, no interesa a nadie.

Las "cuatro viejas" preparando el itinerario para recorrer todas las iglesias europeas en una tarde, sin saltarse ninguna
Eso sí, son cuatro viejas indestructibles e incansables, pues llevan más de cuarenta años sosteniendo ellas solitas todas las iglesias conocidas por los neocatecúmenos que repiten y contribuyen a la difusión de tales trolas asegurando que lo que cuentan sucede en su parroquia y en la de su primo y en la del bedel del trabajo.

Por eso, para tranquilizarles, he querido acercarles la realidad de una parroquia concreta: la parroquia de San Juan de Mirasierra, en Madrid.

El párroco de San Juan de Mirasierra es neocatecúmeno como los agoreros de las iglesias de las cuatro viejas inagotables, así que quiso abrir su parroquia al CNC. Pero la cosa no cuajaba, y pasaban años y no cuajaba, y seguían pasando años y no cuajaba. Entonces, para que el pobrecito párroco no se deprimiera y para no tener que dedicar los salones uterinos a otras actividades, Kiko dispuso enviar allí una “comunidad en  misión” de tunicados. El resultado fue el mismo: dos comunidades en no se sabe cuantos años.

102 jóvenes suben a los autobuses
Desde el año pasado hay allí siete comunidades, pero no porque hayan tenido éxito entre el vecindario, sino porque les “trasplantaron” a las seis o siete comunidades que echaron de otro barrio de Madrid. Así que para la mentalidad de un neocatecúmeno, San Juan de Mirasierra es una parroquia “de las suyas”, de las que si no fuera por ellos la parroquia se iba al garete porque sólo quedarían las “cuatro viejas” inmortales que están en todas.

Pues no.

Paradita de 102 jóvenes para visitar a las dominicas de Lerma
Y a la propia página web de la citada parroquia me remito para demostrar que no.

Porque sabido es que sólo son reducidísimo porcentaje de los neocatecúmenos camina en la parroquia que les corresponde, es decir, más del 90% de los neocatecúmenos no son feligreses de la parroquia en la que caminan. Por tanto, una de dos, o miente quien puso la noticia en la página web de San Juan de Mirasierra presumiendo de los muchos jóvenes y monitores “todos de su parroquia” o miente el mantra kikil.

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email